Simuladores portátiles pueden ayudar a aliviar la escasez de mano de obra en la manufactura

Los simuladores portátiles están ganando popularidad rápidamente en las instalaciones de capacitación educativa e industrial porque requieren menos espacio que los simuladores de tamaño completo y, en consecuencia, tienen un precio significativamente más bajo.

Entrenadores portátiles de bajo costo y alta destreza pueden ayudar a aliviar la escasez de mano de obra en la manufactura

Reconozcámoslo: con más de 2 millones de empleos en manufactura en México que no se llenan porque los solicitantes carecen de las habilidades requeridas, tenemos una necesidad urgente y crítica de capacitación en manufactura. Las empresas y los colegios comunitarios están tratando desesperadamente de llenar este vacío de habilidades, y los simuladores portátiles, también llamados entrenadores portátiles, pueden proporcionar la ventaja que necesitan para tener éxito. Los entrenadores portátiles están ganando popularidad rápidamente en las instalaciones de capacitación educativa e industrial porque requieren menos espacio que los simuladores de tamaño completo y, en consecuencia, tienen un precio significativamente más bajo.

A las empresas les resulta difícil crear espacios de capacitación adicionales en sus ya abarrotadas áreas de fabricación y las universidades comunitarias también están lidiando con sus propios problemas de espacio. Esto resulta en instructores que intentan entrenar a más personas en menos espacio, lo que es muy difícil de lograr. Aquí, los simuladores portátiles brillan; por diseño, son más pequeños y requieren menos espacio que los simuladores de tamaño completo. Un entrenador portátil normalmente cabe dentro de una maleta y se transporta fácilmente en el maletero o en el asiento trasero de un automóvil, mientras que un simulador de tamaño completo puede variar en tamaño desde tres veces ese tamaño hasta el tamaño de una camioneta.

Sin embargo, a pesar de que los simuladores portátiles son más pequeños, la cantidad y calidad de la capacitación que proporcionan no se ve disminuida. Los simuladores portátiles bien diseñados no son simplemente versiones reducidas de sus contrapartes más grandes: están diseñados para reflejar las mismas habilidades, solo que en una huella más pequeña. Los instructores no solo pueden caber más de estos simuladores más pequeños en sus áreas de entrenamiento disponibles, sino que la portabilidad del simulador les permite a los instructores aprovechar las áreas de entrenamiento no tradicionales. Las salas de conferencias, las estaciones de trabajo en el piso de la planta e incluso los cubículos vacíos se convierten en espacios de capacitación cuando se utilizan estos sistemas portátiles. Muchos instructores rotan diferentes simuladores portátiles dentro y fuera de sus áreas de entrenamiento a diario, lo que les permite enseñar múltiples tecnologías como PLC, sistemas eléctricos, neumáticos y control de motores. ¡Esto es inaudito con los simuladores de tamaño completo! La capacidad de repasar rápidamente un área de entrenamiento y expandir el entrenamiento a nuevas áreas permite a los instructores maximizar su capacidad de entrenamiento.

Las organizaciones con múltiples instalaciones aprovechan la portabilidad de los simuladores al transportar estos sistemas a otros lugares según sea necesario. Compartir equipos de entrenamiento de tamaño completo es costoso e inconveniente. El transporte regular de entrenadores caros de tamaño completo requiere un remolque grande y cerrado con un conductor con licencia comercial, un camión grande y un remolque, seguro, mantenimiento, etc. Los simuladores portátiles eliminan estas cargas. Un instructor de entrenamiento puede transportar fácilmente simuladores portátiles en cualquier vehículo para llevarlo a otra instalación. Las organizaciones no solo maximizan su inversión en equipos de capacitación, sino que también están disminuyendo los costos de capacitación y las inconveniencias. La capacitación técnica se puede entregar fácilmente en la ubicación de los empleados en lugar de que los empleados se tomen un valioso tiempo de trabajo para viajar.

 

Conozca más sobre los sistemas de aprendizaje portátiles de Amatrol

Adquirir y mantenerse atento a las habilidades técnicas requiere práctica, tanto por razones de coherencia como de seguridad. Muchas organizaciones requieren que su fuerza de trabajo se someta a evaluaciones de habilidades prácticas cada dos años con capacitación y práctica adicionales para cualquier área deficiente. Si bien esto garantiza la adherencia a las prácticas estandarizadas aprobadas y refresca las habilidades de seguridad, tiene un costo significativo para los empleadores en la producción perdida. Mediante el uso de simuladores portátiles, un instructor puede configurar rápidamente una estación de evaluación y hacer que los empleados demuestren periódicamente sus habilidades. Esto le permite a un empleado “probar” cualquier capacitación adicional rápidamente, reduciendo el tiempo de un empleado fuera de la producción. También permite a los instructores configurar un entrenamiento específico para áreas problemáticas específicas en lugar de retomar un curso completo. Por ejemplo, un técnico puede colocarse frente a un simulador portátil de solución de problemas de PLC y se le pide que identifique y resuelva varias fallas que se han insertado. El instructor puede observar los métodos y la velocidad del técnico, así como hacer preguntas para determinar su comprensión del procedimiento. Luego pueden establecer una capacitación específica según sea necesario para mejorar áreas específicas.

¿Qué pasa con el costo? Aunque los simuladores portátiles transfieren las mismas habilidades a los estudiantes que las versiones de tamaño completo, los simuladores portátiles son en realidad significativamente menos costosos, a menudo hasta en un 50%. Hay varias razones para esto, pero la más obvia es que los componentes más pequeños necesarios para ajustarse al requisito “portátil” del simulador cuestan menos, lo que reduce el precio total del sistema. Esto no solo reduce el “costo por alumno” de una organización para las justificaciones presupuestarias, sino que, dependiendo de los fondos disponibles, los instructores pueden comprar simuladores adicionales para ampliar sus ofertas de capacitación.

Tal vez piense: “Con todas las ventajas de los simuladores portátiles, ¿por qué compraría un equipo de entrenamiento de tamaño completo?” La razón principal es simple: no todos los simuladores de entrenamiento están disponibles en una plataforma portátil. Debido a su popularidad, se están rediseñando más simuladores de tamaño completo en versiones portátiles. Desafortunadamente, no todas las áreas de experiencia técnica se prestan para la configuración en un tamaño portátil. Por ejemplo, aparejos, lubricación central, turbinas eólicas a escala de servicios públicos y otros requieren artículos que no están disponibles en un tamaño pequeño y portátil. Otra razón radica en la preferencia de entrenamiento de usar un componente industrial estándar exactamente como los utilizados en el piso de la planta para la práctica de habilidades. Los simuladores portátiles enseñan las mismas habilidades industriales pero a veces con componentes que no son de tamaño industrial.

Los entrenadores portátiles son cada vez más frecuentes en los colegios comunitarios, centros de capacitación industrial y escuelas secundarias a medida que los instructores conocen sus ventajas. Por ejemplo, Bossier Parish Community College en Louisiana está preparando a los estudiantes para el trabajo en la industria del petróleo y el gas utilizando simuladores eléctricos y neumáticos de AC / DC como parte de su capacitación. Empresas como Freeport-McMoRan Mining usan simuladores portátiles para enseñar temas que incluyen la resolución de problemas de Allen Bradley y Siemens PLC, control de relé eléctrico, neumática y sensores. Incluso las escuelas secundarias, como Union County High School en Morganfield, Kentucky, usan simuladores portátiles para enseñar electricidad básica.

Los entrenadores portátiles altamente flexibles y de menor costo pueden ser una gran ventaja para reducir la escasez de mano de obra en la fabricación actual.

Acerca del Autor

Israel Mendiola Vergara